Ojo con las tuberías de plomo

98 408 13 30
Ojo con las tuberías de plomo

Hace años que no se instalan pero nosotros, como especialistas en instalaciones de fontanería en Oviedo, sabemos que todavía están presentes en muchas viviendas. Son las tuberías de plomo y su uso tiene efectos negativos sobre la salud. Por eso, conviene sustituirlas.

Las tuberías de plomo eran comunes hasta 1975 y nuestra experiencia e instalaciones de fontanería en Oviedo nos hace conocedores de este dato. Desde entonces, y por la contaminación en el agua potable que genera su uso, dichas tuberías han dejado de utilizarse y han sido sustituidas por canalizaciones de PVC, hierro o cobre. Con todo, y principalmente en el centro de las capitales, existen numerosos edificios en los que todavía funcionan redes construidas con este material. Identificar estas tuberías es fácil: el plomo es un metal gris, mate y lo suficientemente blando como para que un martillo o una llave dejen sobre él una marca sin que el esfuerzo para conseguirlo sea excesivo. Para sustituirlas hay tres métodos:

- Reemplazar la red existente: es el más costoso, porque obliga a levantar suelos y a abrir regatas en las paredes para disponer nuevas tuberías y eliminar las antiguas

- Crear una red nueva: basta con anular la red existente y tender otra nueva que se adosa a los muros y está fabricada con otro material. Es una solución más económica, pero el resultado estético deja mucho que desear.

- Resina epoxi: las tuberías de plomo contaminan el agua porque, de ellas, se desprenden pequeñas partículas de metal que se mezclan con el fluido. Una vez en él, acaban en nuestro organismo si ingerimos esa agua o la utilizamos para nuestra higiene. Una solución para evitarlo es recubrir el interior de las tuberías de plomo con resina epoxi para evitar el contacto del plomo con el agua. Es, sin duda, la solución más económica.

Si necesitas saber más, en Tapia Y Arbesu, S.l.  estamos a tu servicio. 

haz clic para copiar mailmail copiado